Testimonios

Jesús Peréz Godoy

Tengo 47 años y soy corredor popular desde hace más de 20 años, pasando por muchas y diversas fases, hasta llegar a la escuela TRAININGREY.

Durante bastante tiempo tuve la duda de ponerme en contacto con ellos, pues asociaba el apellido, a una escuela de élite sólo para unos pocos afortunados, capaces de volar en las carreras, pero pudo más mi curiosidad y me animé a ponerme en contacto con su Director Fernando el cual me asesoró sobre la esencia de la escuela, por aquella época yo venía de realizar entrenos fuertes, de sufrir lesiones de una forma periódica y no obtener ningún tipo de resultado, estaba vacío sin ilusión y a punto de colgar las zapatillas. 

En la escuela encontré muchas cosas, primero un Director y una familia maravillosos, profesionales, amantes del atletismo, amables, campechanos muy cercanos y preocupados de sus alumnos, segundo un grupo de compañeros extraordinarios, a pesar de que nos vemos poco les falta el tiempo cada vez que me ven y sobre todo me he encontrado a mí mismo, he abandonado mis miedos,  y soy libre, y todo se lo debo a este extraordinario grupo. 

Para terminar solo decir que sigo superando las metas que me propongo, no tengo de momento límite alguno, aunque tengo claro que mi última meta llegará algún día, pero cuando llegue ese momento, puedo decir que hoy gracias a la escuela, disfruto de la práctica del atletismo, que esto me hace inmensamente feliz y que me ayuda a superarme en mi vida personal y profesional. 

Gracias Fernando, gracias Familia Rey (Julio senior, Julio junior, María, Vanessa, etc), gracias compañeros, todos hacéis que cada vez que me calzo unas zapatillas ya sea para entrenar o competir dé lo máximo que llevo dentro y me supere día a día”.

Jesús Peréz Godoy